MUNDO

El papa recuerda a la UE que su principal objetivo es conseguir la paz

E instó a los países europeos a «comprometerse a aplicarlo, con todo el esfuerzo y la complejidad que la situación histórica requiera. Porque la guerra es un fracaso de la política y de la humanidad».

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco pidió hoy a los países de la Unión Europea (UE) un esfuerzo para conseguir la paz en Ucrania, a pesar de que no sea fácil, y les recordó que sus principios son los de trabajar para que haya paz.

«La historia de hoy necesita hombres y mujeres animados por el sueño de una Europa unida al servicio de la paz», dijo Francisco al recibir a los participantes en la asamblea plenaria de la Comisión de Episcopados de la Unión Europea (COMECE), ante quienes añadió que hoy «ya se puede hablar de una Tercera Guerra Mundial».

La guerra en Ucrania está cerca, y ha sacudido la paz europea. Las naciones vecinas han hecho todo lo posible por acoger a los refugiados; todos los pueblos europeos participan en el compromiso de solidaridad con el pueblo ucraniano. Esta respuesta coral a nivel de caridad debería ir acompañada -pero está claro que esto no es fácil ni obvio- de esfuerzo de cohesión para conseguir a paz», afirmó.

Y aunque dijo que «los países de la Unión Europea están implicados en múltiples alianzas, intereses, estrategias, una serie de fuerzas difíciles de aglutinar en un único proyecto», aclaró que «un principio debe ser compartido por todos con claridad y determinación: la guerra no puede ni debe seguir considerándose una solución a los conflictos».

«Si los países de la Europa actual no comparten este principio ético-político, significa que se han alejado del sueño original», advirtió Francisco

E instó a los países europeos a «comprometerse a aplicarlo, con todo el esfuerzo y la complejidad que la situación histórica requiera. Porque la guerra es un fracaso de la política y de la humanidad».

Por otro lado, el pontífice argentino consideró que la unidad de Europa no puede ser «homogeneizadora, sino que, por el contrario, debe ser una unidad que respete y valore las singularidades, las peculiaridades de los pueblos y culturas que la componen».

«Europa tiene futuro si es verdaderamente unión y no una reducción de países con sus respectivas características. El reto es precisamente éste: la unidad en la diversidad», agregó.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba