POLÍTICA

Senadores Bauta Rojas y Antonio Taveras se dicen hasta barriga verde…

El senador Antonio Taveras respondió: "Aquí nadie puede decir que yo tengo un jodío privilegio... Mis asesores los pago con mi dinero, no con el barrilito".

El senador de la provincia Hermanas Mirabal, Bautista -Bauta- Rojas Gómez, ordenó callar a su colega de la provincia Santo Domingo, Antonio Taveras Guzmán.

En un feo espectáculo, en la sesión del Senado de este martes, los dos senadores intercambiaron insultos por sus diferencias sobre el tema de los privilegios que recibe la mayoría de los senadores.

«¡Cállese que estoy hablando!», gritó Rojas Gómez, de Fuerza del Pueblo.

«¡Cállese usted!», le respondió Taveras Guzmán del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

La discusión se originó por un proyecto de ley y una resolución sometidos por el senador Taveras Guzmán, para eliminar el privilegio conocido como El Barrilito, llamado eufemísticamente «Fondo de Compensación Social» y aprobar la Ley de Extinción de Dominio dirigida a fortalecer la lucha contra la corrupción.

La propuesta recibió el voto de tres senadores. Rojas Gómez, que votó en contra de la propuesta de Taveras Guzmán, empezó a explicar su motivo para rechazarla. Atribuyó a Taveras Guzmán un mensaje expuesto en Twitter, en el cual se criticaba la propuesta de la mayoría de los senadores que condiciona la eliminación de los privilegios de los legisladores a que se eliminen también todas las exoneraciones que reciben diversos sectores de la economía.

A seguidas Taveras Guzmán intervino para aclarar que ese tuit no era de su autoría, lo que enojó a Rojas Gómez.

«¡Cállese que estoy en mi turno!», dijo el senador de Hermanas Mirabal. A seguidas su colega de la provincia Santo Domingo le respondió con un: «¡Cállese usted!».

El dirigente de Fuerza del Pueblo dijo que Taveras asumía una posición contra los partidos políticos y contra el Senado, además de enrostrarle su pertenencia a la zona industrial de Herrera, que recibió incentivos del Estado durante muchos años. Dijo que con esos incentivos los empresarios de Herrera «se hicieron ricos».

Rojas Gómez defendió los privilegios que recibe en su condición de Senador, afirmando que tiene más que lo que tienen los demás senadores.

«No le voy a aceptar Senador, ni a usted ni a nadie, que venga a faltarme el respeto… no he sido un privilegiado ni un afortunado y no tengo nada de que arrepentirme», gritó.

El senador Antonio Taveras respondió:

«Aquí nadie puede decir que yo tengo un jodío privilegio…  Mis asesores los pago con mi dinero, no con el barrilito»

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba