El jugador LeBron James. Fato externa.

LOS ÁNGELES, EE.UU.- LeBron James, que no pudo evitar la eliminación de Los Angeles Lakers en la primera ronda de los ‘playoff’, descartó su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 con la selección de los Estados Unidos., informaron este viernes medios deportivos.

Tras la derrota de los Lakers ante los Phoenix Suns (100-113), que ha dejado a los actuales campeones fuera de los ‘playoff’ en la primera ronda, James comentó ayer ante los medios que dedicará este verano a recuperar su maltrecho tobillo.

Y también señaló con tono bromista que, en lugar de acudir a Tokio a 2020 para competir con la selección estadounidense, empleará los meses veraniegos en jugar para el equipo de “Space Jam: A New Legacy”, la secuela de “Space Jam” (1996) que se estrenará en julio con James como protagonista en lugar de Michael Jordan.

El alero sumó 29 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias en el sexto partido de la serie ante los Phoenix Suns, que eliminaron a los Lakers (2-4) gracias a un Devin Booker arrollador con 47 puntos y 11 rebotes.

La estrella de los Lakers, que nunca había perdido en una primera ronda, felicitó a los de Phoenix por su “excelente” rendimiento en esta eliminatoria.

También tuvo palabras de elogio para Booker, a quien instó a que continúe mejorando aún más tanto dentro como fuera de la pista.

Sin quitarle mérito a los Suns, James lamentó que los actuales campeones de la NBA no hayan podido enseñar “todo el potencial” que atesoraban por culpa de las lesiones.

James, que en diciembre cumplirá 37 años, dijo que su prioridad este verano será descansar y hacer todo lo necesario para volver la temporada que viene a tope.

Asimismo, insistió en que será fundamental para los Lakers que Anthony Davis pueda regresar la próxima temporada sin los problemas físicos que le han atormentado durante los últimos meses y que hoy le dejaron jugar solo cinco minutos.

EL HUNDIMIENTO DE LOS LAKERS

Aunque los Suns se mostraron en toda la serie como un conjunto mucho más sólido, el hundimiento de los Lakers no deja de ser una enorme sorpresa.

Los de púrpura y oro eran los grandes aspirantes al anillo al comenzar la temporada y su favoritismo solo se vio amenazado cuando los Brooklyn Nets anunciaron el fichaje de James Harden para acompañar a Kevin Durant y Kyrie Irving.

Tras proclamarse campeones el año pasado, los Lakers se movieron con audacia en el mercado y se reforzaron con jugadores muy contrastados como Marc Gasol, Montrezl Harrell, Dennis Schroder o Wesley Matthews.

Pero la temporada ha sido un calvario para los Lakers.

Anthony Davis y LeBron James estuvieron durante semanas de baja por lesión, Marc Gasol se contagió de coronavirus, Andre Drummond llegó como fichaje estelar en marzo pero no cumplió las expectativas y, un final de temporada regular con muchos altibajosr los condenó a la repesca ( ‘play-in)’ tras quedar séptimos en la Conferencia Oeste.

Los Lakers confiaban en coger carrerilla, recuperar el tono físico y afilar su química en las eliminatorias, pero los Suns les mandaron a casa a las primeras de cambio y con toda justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here