Un policía israelí apunta con su arma, a consecuencia de los disturbios en la Explanada de las Mezquitas ocasionados por los palestinos.

JERUSALÉN. – El primer ministro en funciones de Israel, Benjamín Netanyahu, mostró este lunes su apoyo a la Policía israelí, que se enfrentó este lunes a miles de palestinos en fuertes disturbios en la Explanada de las Mezquitas, en una nueva jornada de tensión marcada por la conmemoración israelí del Día de Jerusalén.

En sus primeras declaraciones tras los choques de hoy -que se saldaron con más de 300 palestinos y una decena de agentes israelíes heridos-, Netanyahu valoró la labor policial ante lo que describió como “una lucha por el corazón de Jerusalén”.

Además, describió los incidentes en la Ciudad Vieja, en la parte este de la urbe, ocupada y anexionada por Israel, como una “lucha entre la intolerancia y la tolerancia, entre la violencia y la ley y el orden”.

“Insistimos en garantizar los derechos de todos, y esto a veces requiere de la firmeza que está teniendo actualmente la Policía israelí y nuestras fuerzas de seguridad. Los apoyamos en este esfuerzo”, dijo el jefe de Gobierno.

Por otra parte, añadió que existen “fuerzas de intolerancia” que quieren “expropiar los derechos” israelíes sobre “el Monte del Templo” (denominación judía para la Explanada de las Mezquitas, tercer lugar más sagrado para el islam y primero para el judaísmo) y “los demás lugares sagrados”.

Esta mañana grupos de palestinos se enfrentaron en la Explanada a las fuerzas de seguridad israelíes mientras estas cargaban, lanzaban granadas de estruendo, balas de goma y usaban métodos de dispersión antidisturbios como gases lacrimógenos, según medios locales.

Estos disturbios dejaron un saldo de al menos 305 palestinos heridos, 228 de los cuales fueron evacuados a hospitales, siete de ellos en estado grave, informó un portavoz del servicio de emergencias Media Luna Roja.

La tensión escaló mucho en Jerusalén durante este último fin de semana, con tres noches consecutivas de intensos choques entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes. Todo ello coincide con el mes sagrado musulmán de Ramadán -cuando empezaron las tensiones-.

La jornada de hoy es especialmente tensa por la conmemoración del Día de Jerusalén, en que los israelíes celebran lo que consideran la reunificación de la urbe en 1967, que para los palestinos supuso el inicio de la ocupación.

Por la tarde está prevista una gran marcha de ultranacionalistas judíos por la Ciudad Vieja, lo que podría exacerbar las tensiones. Según concretó hoy un organizador de esta movilización a la Radio del Ejército, se espera que “entre 50.000 y 80.000 personas” participen en ella llevando banderas israelíes por algunos de los puntos más tensos de la urbe.

La Policía vetó el acceso de los judíos a la Explanada de las Mezquitas durante la jornada, pero esto no evitó los disturbios y algunos choques entre palestinos e israelíes que estaban por su entorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here