Luego del reporte de varios casos de difteria, padres llevaron a sus hijos al centro de vacunación del Hospital Materno Infantil Santo Socorro, y al centro sanitario de la Galván, en la Capital, para que les apliquen el biológico.
OMS advierte de brote “de mayor magnitud” en la isla La Española. Exhortan a completar esquema de vacunación

En los primeros cuatro meses del 2021 la República Dominicana perdió nueve niños por difteria. Casos prevenibles que han activado las alertas epidemiológicas en el país y ha llamado la atención de organismos internacionales.

En lo que va del 2021, el país ha acumulado más muertes por difteria que las ocurridas en los últimos nueve años (2012-2020), periodo en el que se reportaron 19 casos y 8 defunciones.

Aún no concluye abril y ya se elevan a 13 los casos de niños diagnosticados con la enfermedad en el país. Estos pequeños tenían algo en común: no habían completado el esquema de vacunación, según reportes del Ministerio de Salud Pública. Ante la ocurrencia de difteria en distintos lugares del territorio nacional, las autoridades sanitarias emitieron el pasado jueves una alerta epidemiológica.

Los casos corresponden a menores con edades de un año y seis meses a catorce. Con seis contagios notificados, el municipio Yamasá, situado en Mote Plata, es la demarcación que registra más casos de difteria en el país; le sigue Hato Damas en la provincia San Cristóbal con dos, y Peravia, Baní reporta uno. En Barrio Nuevo, Villa Mella en Santo Domingo Norte, se ha registrado un caso de la enfermedad y en Pedro Brand también se ha detectado otro.

El más reciente ingreso corresponde a un masculino de un año y seis meses proveniente del sector Simón Bolívar, Distrito Nacional y el segundo paciente tiene 11 años de edad, quien fue ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Materno Infantil Robert Reid Cabral.

“Ese niño, el que se ingresó el fin de semana, está en condiciones completamente estable (…) el otro caso, que es el niño de 11 años de edad, tuvo que ser trasladado desde la sala de Infectología a la Unidad de Cuidados Intensivos porque tiene un bloqueo del corazón”, explicó ayer el infectólogo Clemente Terrero, director del Robert Reid Cabral.

Completar dosis hace la diferencia

En 2020, se notificaron en el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) tres casos confirmados, incluidas dos muertes. El primero se reportó en la semana epidemiológica número 7. Se trató de una niña de 9 años, residente en el municipio San Juan y con antecedentes de dos dosis de vacuna.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una ronda básica de 3 dosis, administradas en el curso del primer año de vida, sienta las bases para adquirir inmunidad vitalicia.

“Los programas de inmunización deben asegurarse de que más adelante, durante la niñez o adolescencia, cada cual reciba otras 3 dosis de refuerzo de una vacuna que contenga la anatoxina diftérica. A cualquier edad, toda persona que no esté vacunada contra la difteria, o que lo esté solo parcialmente, debe recibir las dosis necesarias para completar la vacunación”, explica.

Cobertura contra la difteria en RD

El esquema de vacunación de República Dominicana incluye 3 dosis en los menores de 1 año, y 2 refuerzos, los cuales son administrados a los 18 meses y 4 años.

Conforme a estadísticas del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), en el año 2019 en el territorio nacional se aplicaron 847 mil 731 dosis de la vacuna DPT a infantes menores de cinco años, para un total de 89.1 por ciento de la población estimada a vacunar; el citado fármaco protege contra la difteria, la tos ferina y el tétano.

La entidad afirma que en el 2020 se colocaron 752 mil 962 dosis del antígeno contra las referidas enfermedades, para contabilizar un 81.9 por ciento de la población estimada a inocular con el preparado.

La OMS ya advertía de la situación a través de su informe “Actualización Epidemiológica Difteria en la isla La Española”, de fecha de 2 de marzo de 2021, en el que afirma que la República Dominicana cuenta con una política nacional de vacunación del personal de salud, pero no cumple la meta de 95% establecida en el plan de acción regional de inmunización.

Al hacer referencia a la vacunación contra la difteria en la isla caribeña, el organismo de salud explica lo siguiente: “en 2019, la cobertura de DPT3 en Haití, fue de 79% y solo 15% de las comunas contaban con cobertura de DPT3 mayor o igual a 95%.
Destaca que en 2019, en la República Dominicana, la cobertura de DPT3 fue de 94% y en 2020, el 80% de los municipios tuvo una cobertura inferior a 95%”.

Padres acuden a centros a vacunar a sus hijos contra la difteria y otras enfermedades del esquema de vacunación Johnny Rotestán

Advierten brotes de mayor magnitud

La OMS sostiene que durante el 2020 las coberturas de vacunación con DPT3 han disminuido en ambos países por el impacto de la pandemia de COVID-19 en los servicios de salud.

“Considerando los siguientes factores, existen las condiciones para ocurrencia de un brote de difteria de mayor magnitud en la isla La Española y potencial dispersión de la enfermedad a otros países de la Región de las Américas”, advierte. Atribuye el aumento de los casos a la disminución de las coberturas de vacunación, la inmunidad reducida con el tiempo posterior a la vacunación primaria (menores de 1 año) con 3 dosis, en ausencia de una inmunidad inducida naturalmente o por la administración de dosis de refuerzos, la falta de una política de vacunación de adolescentes/adultos en varios países y a la activa migración, entre otros factores.

Comportamiento en últimos años

En el país, en el 2019, se registraron siete positivos y un suceso. En el 2018, las apariciones de infecciones notificadas bajaron a cuatro, con un fallecimiento. Para el 2017 se notificaron tres casos en residentes en las provincias La Romana, María Trinidad Sánchez y Monte Cristi. Uno de resultó confirmado, los otros dos fueron descartados. Todos evolucionaron favorablemente.

En tanto, en el 2016 ocurrieron tres muertes por difteria, en 2015 se registró un fallecimiento por esta causa.

Los boletines de la Dirección de Epidemiología no registran eventos de la enfermedad en 2012, 2013 y 2014. No así en el 2011, año en que se notificaron dos casos y un suceso.

Padres exhortan a no descuidarse

Ante la emisión de una alerta sanitaria por el reciente brote de difteria en el país, diversos padres acudieron ayer a centros de vacunación públicos y privados a aplicarles el antígeno que previene el contagio de la enfermedad a sus hijos.

Así lo hizo Juana Rosario, quien llevó a su hija de un año y siete meses al Hospital Materno Infantil Santo Socorro para que le administren el fármaco que contrarresta la patología.

La dama quien estaba acompañada de su esposo, instó a los demás padres a completar el esquema de vacunación de sus hijos, indicando que la vacuna es ideal para prevenir ciertas enfermedades.

Del mismo modo, Milagros González acudió con su hijo de cuatro años al Centro Sanitario de Santo Domingo, la madre manifestó que el hallazgo de los últimos casos de difteria representan un peligro para los infantes, por lo que exhortó a los progenitores a no descuidarse con las vacunas que les corresponden a sus descendientes.

Nataly Tejeda, también se dirigió al puesto de vacunación por la alerta emitida por el Ministerio de Salud Pública (MSP), declaró que la población debe prestarle atención a la medida sanitaria para evitar consecuencias negativas en la salud de la población infantil.

Las abuelas también llevaron a sus nietos a inmunizarse contra la afección; tal es el caso de Margarita Mercedes, quien se dirigió con su nieto David al puesto de vacunación infantil que funciona en el Santo Socorro.

La dama dijo que acudió al centro de salud porque al niño le tocaba la vacuna y por el aumento de casos del padecimiento infectocontagioso.

“Tengo miedo que mi nieto se contagie, la difteria es una enfermedad letal que puede perjudicar a los niños, por eso es bueno vacunarlos”, indicó.

Asimismo, a pesar de tener el esquema de vacunación completo, la señora Mary Esteves llevó a su nieta de seis años a colocarse el biológico antidifteria. “Quiero ponérsela porque hay un brote, yo le recomiendo que vengan a vacunar a sus hijos, para evitar esas enfermedades que andan entre los niños”.

Más de mil puntos de vacunación

Al conversar con elCaribe, la directora del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Nicole Batlle, informó que el organismo tiene habilitado unos 1,400 puestos de vacunación en el territorio nacional, con todos los insumos disponibles de forma gratuita para que la ciudadanía acuda a vacunarse

Aseguró que la institución intervino las demarcaciones donde se han notificado casos del padecimiento, aplicando quimioprofilaxis y antitoxina diftérica para evitar detectar nuevos contagios de la enfermedad.

La médico afirmó que la pandemia del coronavirus provocó un retraso en el esquema de vacunación de cientos de niños. “Hubo un tema con el programa de Quédate en Casa. Las personas quizás no recurrieron a sus centros de inoculación y mantuvieron su chequeo anual como debieron haberlo hecho y eso ha creado un poquito de falta de cobertura”, explicó.

Salud Pública instruye

El Ministerio de Salud Pública pidió a la población general estar al día con su esquema de vacunación en los niños y adultos: Al personal de salud, detectar y tratar los casos de difteria oportunamente, según el protocolo establecido por las autoridades sanitarias.Instruye además a notificar oportunamente los casos al SINAVE y administrar a tiempo la antitoxina diftérica.
A las direcciones provinciales y de áreas de salud realizar jornadas de vacunación adicionales para incrementar las coberturas de vacunación (barridos casa a casa, seguimiento a los niños con esquemas incompletos).

¿Cómo se transmite la enfermedad?

La OMS define la difteria como una infección causada por la bacteria Corynebacterium Diphtheriae. Sus síntomas, que suelen manifestarse entre 2 y 5 días después de la exposición, pueden ser desde leves hasta graves. A menudo se presentan de modo gradual, empezando por dolor de garganta y fiebre. Se transmite de una persona a otra, ya sea por contacto directo o por vía aérea, a través de las gotículas respiratorias emitidas por ejemplo al toser o estornudar. También puede diseminarse a través de tejidos u objetos contaminados. Para tratar, se administra una solución de antitoxina diftérica por inyección intravenosa o intramuscular, además de antibióticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here