Por.- Ramón Gil Corporán
La licenciada María González Salcedo, se convirtió en la niña bonita del gobierno que encabeza el presidente licenciado Luis Rodolfo Abinader Corona, y del Partido Revolucionario Moderno PRM al emplear en el Ministerio de Educación a un 85 por ciento de sus familiares y allegados sin vacilaciones algunas.
María González, quien fuera candidata vice alcaldesa del PRM en las pasadas elecciones municipales por Montecristi, es la directora del Distrito Educativo 13-01 que comprende los municipios de Montecristi y Pepillo Salcedo, cargo ese que asumió solo para recomendar en puestos claves del Ministerio de Educación a hermanos, sobrinos, sobrinas y otros parientes cercanos que según dirigentes y militantes del PRM no hicieron proselitismo político a favor del hoy presidente Luis Abinader.
Esa funcionaria pública no solo nombró sus parientes cercanos en el ministerio que representa si no más bien que se alejó de la Comisión de Empleos y dirigentes del partido oficial para así realizar las acciones antojadizas que se describen en párrafos anteriores de esta publicación.
El licenciado Ángel Gabriel Tatis Ventura, empleado del Ministerio de Educación quien se autodefinido como un miembro del PRM y luchador para que hoy día Luis Abinader, fuera presidente de la República Dominicana, denunció por los medios de comunicaciones de la zona que María González, violando una decisión de la Comisión de Empleos del partido en el poder le hizo una jugada maestra descartando su recomendación para un puesto en el Distrito Escolar 13-01 y en su lugar nombró a su sobrina Neysi González Castillo, además de otros parientes que tienes nombrados en esa dependencia del gobierno central.
Dirigentes del PRM y militantes de esa agrupación política partidista se quejan amargamente por el comportamiento extraño que a ellos le demuestra la directora del Distrito Escolar 13-01 María González Salcedo.
En el gobierno del presidente Luis Abinader, se hace mucha énfasis sobre la transparencia en los cargos públicos y las críticas a la Corrupción Administrativa, además del seguimiento y los pronunciamientos al comportamiento que casi a diario hace la doctora Milagros Ortiz Bosch, quien es la directora de Ética Gubernamental relacionados a los servidores públicos y su rol.
Todo indica que la licenciada María González Salcedo, quien actúa en violaciones a la ética como servidora pública, a la ley 41-08 sobre Administración Pública y otras de la República Dominicana, ciertamente se convirtió en la niña bonita del gobierno de Luis Abinader, y el Partido Revolucionario Moderno PRM, en la provincia de Montecristi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here