KABUL.- Tres vacunadoras contra la polio fueron asesinadas este martes en dos ataques en la ciudad de Jalalabad, en el este de Afganistán, un día después del comienzo de la segunda fase de su campaña nacional de vacunación contra el virus.

Los asesinatos tuvieron lugar hacia las 10.00 hora local (5.30 GMT) en dos incidentes separados. «Una vacunadora falleció en el distrito 4 de Jalalabad y otras dos en el distrito 7», dijo a Efe un alto funcionario de la provincia de Nangarhar, donde tuvo lugar el suceso, bajo la condición de anonimato.

Los atacantes se dieron a la fuga tras el tiroteo, añadió la fuente.

Un alto funcionario del Departamento de Vacunación contra la Polio del Ministerio de Salud afgano señaló que las tres mujeres fueron atacadas mientras ejercían su labor de vacunación puerta a puerta.

«Hoy nuestros vacunadores sufrieron tres ataques en la ciudad de Jalalabad. En el primer tiroteo, una supervisora llamada Nageena murió, mientras que en el segundo tiroteo dos vacunadoras llamadas Basira y Samina fallecieron», dijo a Efe.

«El tercer incidente fue la explosión de una bomba cerca de una oficina de vacunación, aunque nadie resultó herido y solo hay que lamentar pérdidas económicas», añadió.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, condenó lo sucedido en un comunicado en el que aseguró que «tales ataques contra médicos, sanitarios y funcionarios públicos, que salvan la vida de los niños y prestan servicios de salud, son actos terroristas, horrendos y no tienen justificación».

«Con ataques tan salvajes, los talibanes y otros grupos terroristas no pueden debilitar la determinación de las mujeres afganas (…) y su fe en el futuro del país», concluyó.

Ningún grupo armado se ha atribuido la autoría del ataque.

El Ministerio de Salud afgano lanzó ayer la segunda fase de su campaña nacional de vacunación contra la polio, con la que busca tratar a 9,6 millones de niños menores de 5 años en el país asiático, que junto con Pakistán es el único del mundo donde todavía persiste el virus.

Afganistán tiene previsto llevar a cabo cinco rondas de vacunación en las 34 provincias, a pesar de la inseguridad y la falta de cooperación de los talibanes a la hora de permitir campañas de vacunación casa por casa en los territorios bajo su control.

Afganistán registró en 2020 más de 350 casos de poliomielitis, en su mayor parte de la variante conocida como tipo 2, el mayor aumento en una década del número de casos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here