Ambos ya habían renunciado a sus cargos por una serie de revelaciones en los últimos meses
AFP
Varsovia, Polonia

El Vaticano indicó este lunes que ordenará a dos obispos polacos, acusados de encubrir abusos sexuales, a pagar a un fondo de víctimas y se les prohibirá además celebrar misa en público.

La embajada de la Santa Sede en Polonia también dijo que Edward Janiak, ex obispo de Kalisz, y Slawoj Leszek Glodz, ex arzobispo de Gdansk, tendrán que abandonar sus antiguas diócesis.

Ambos ya habían renunciado a sus cargos por una serie de revelaciones en los últimos meses que sacudieron la muy influyente Iglesia católica en Polonia.

El comunicado de la Nunciatura Apostólica dijo que castigaban a Janiak y Glodz «en base a las disposiciones del Código de Derecho Canónico» y las nuevas normas del papa Francisco para combatir los abusos sexuales del clero.

En agosto de 2020, el pontífice argentino aceptó la renuncia de Glodz, conocido por su lujoso tren de vida, tras las acusaciones de que había intimidado a sacerdotes y guardado silencio sobre los abusos.

En octubre del año pasado, el embajador del Vaticano anunció la renuncia de Janiak, que también fue acusado de encubrimiento.

Las acusaciones contra el último protagonizaron un documental que generó un debate nacional sobre los abusos del clero, un tema que durante mucho tiempo había sido tabú en Polonia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here