SANTO DOMINGO.- “Siempre hemos dicho que el robo y el tráfico de haitianos, tiene su nombre, tiene su gente y tiene su sitio, y que en Dajabón no se mueve una paja, que los militares no lo sepan”, así reaccionó el senador David Sosa. Criticó hoy la labor de las Fuerzas Armadas y a la Dirección General de Migración en la frontera con relación a la migración, de la cual dijo tienen un accionar preocupante y de desorden. Además, mencionó que el mayor García, del departamento de Interdicción, pone multas a los vehículos. “Esa forma que está haciendo Migración en Dajabón, el único sitio donde un haitiano es ilegal”, expresó. Según el senador fronterizo, cuando migración detiene algún vehículo de empresas o fincas con jornaleros haitianos, luego de la inspección de rigor, los sueltan, pero el vehículo para ser devuelto se debe pagar en efectivo hasta 180 mil pesos. Sosa explicó que el mensaje que se le da a los haitianos es que solo en Santo Domingo, no se les molesta y pueden andar sin problemas en las calles, pero en Dajabón, lo que quieren trabajar la tierra y regresar a su país, son detenidos cada segundo. Se quejó de que los vehículos de empresarios o turistas haitianos que quieren cruzar, se les prohíbe porque no tienen documentación, sin embargo, por Dajabón pasan grandes cantidades de camiones haitianos que van a la ciudad de Santiago a comprar y no se les pide la más mínima documentación. Denunció que se trata de un tema de corrupción producto de un peaje que dichos camiones les pagan a los militares. “Siempre hemos gritado que por favor pongan los ojos en la frontera, que quien tiene el desorden en la frontera son los guardias. Porque lamentablemente un guardia antes iba a la frontera de castigo, pero ahora un guardia tiene que pagar”, denunció. Puntualizó que en el robo está acabando con el sector ganadero, asegurando que las vacas o se mueren por la seca, es porque se la roban para venderla en Haití. Al tiempo que reveló que la semana pasada luego de una reunión en un sector que se llama La Vigía, donde las denuncias de robo de vacas, era constante,
SANTO DOMINGO.- “Siempre hemos dicho que el robo y el tráfico de haitianos, tiene su nombre, tiene su gente y tiene su sitio, y que en Dajabón no se mueve una paja, que los militares no lo sepan”, así reaccionó el senador David Sosa.
Criticó hoy la labor de las Fuerzas Armadas y a la Dirección General de Migración en la frontera con relación a la migración, de la cual dijo tienen un accionar preocupante y de desorden.
Además, mencionó que el mayor García, del departamento de Interdicción, pone multas a los vehículos. “Esa forma que está haciendo Migración en Dajabón, el único sitio donde un haitiano es ilegal”, expresó.
Según el senador fronterizo, cuando migración detiene algún vehículo de empresas o fincas con jornaleros haitianos, luego de la inspección de rigor, los sueltan, pero el vehículo para ser devuelto se debe pagar en efectivo hasta 180 mil pesos.
Sosa explicó que el mensaje que se le da a los haitianos es que solo en Santo Domingo, no se les molesta y pueden andar sin problemas en las calles, pero en Dajabón, lo que quieren trabajar la tierra y regresar a su país, son detenidos cada segundo.
Se quejó de que los vehículos de empresarios o turistas haitianos que quieren cruzar, se les prohíbe porque no tienen documentación, sin embargo, por Dajabón pasan grandes cantidades de camiones haitianos que van a la ciudad de Santiago a comprar y no se les pide la más mínima documentación.
Denunció que se trata de un tema de corrupción producto de un peaje que dichos camiones les pagan a los militares.
“Siempre hemos gritado que por favor pongan los ojos en la frontera, que quien tiene el desorden en la frontera son los guardias. Porque lamentablemente un guardia antes iba a la frontera de castigo, pero ahora un guardia tiene que pagar”, denunció.
Puntualizó que en el robo está acabando con el sector ganadero, asegurando que las vacas o se mueren por la seca, es porque se la roban para venderla en Haití.
Al tiempo que reveló que la semana pasada luego de una reunión en un sector que se llama La Vigía, donde las denuncias de robo de vacas, era constante,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here