NISIBON, La Altagracia. – Un niño de apenas un año y tres meses murió calcinado al quedar atrapado en medio de las llamas de un incendio ocurrido la noche de este viernes en una vivienda en la autovía Bávaro-Miches.
La víctima no ha sido identificada, mientras los bomberos y la Defensa Civil trabajan afanosamente para sofocar el siniestro que amenaza con extenderse a casas contiguas.
El incendio se habría producido por causa de un corto circuito en las redes de distribución eléctrica, que además destruyó por completo el hogar donde se encontraba el infante.
La casa siniestrada estaba a bordo de la autopista Bávaro-Miche, a la altura del kilómetro 22 de la citada vía.
Óscar Zorrilla de la Defensa Civil en la zona dijo que evitó la madre del niño muriera quemada, dado a que quería entrar a buscar a su vástago
Se quemaron todos los ajustes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here