El tercera base José Ramírez y el toletero Franmil Reyes se reincorporaron ayer a los entrenamientos primaverales de los Indios de Cleveland tras haber sido vetados por haber quebrantado los protocolos de COVID-19.

Los peloteros dominicanos arrojaron negativo por el coronavirus y pudieron volver al complejo del equipo en Goodyear, Arizona. Tienen previsto jugar hoy en un partido de exhibición contra los Angelinos de Los Ángeles.

Ramírez y Reyes permanecieron aislados en sus residencias temporales de la pretemporada desde el sábado, luego que salieron a cenar en un sitio cerrado, una conducta que violó las normas para prevenir el virus y que fueron pactadas por las Grandes Ligas y la asociación de peloteros.

El mánager de los Indios Terry Francona informó que Ramírez y Reyes hablaron con sus compañeros al reintegrarse, haciéndolo de una manera “muy considerada y sincera”. El viernes, Reyes se cortó el pelo tras un juego de exhibición de los Indios contra los Cachorros en Mesa, Arizona, y luego él y Ramírez acompañaron a otros en una cena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here