Santos Vásquez informa.com. – Lo ruidos creados por el dominicano Starlin Castro, se escuchan por todos los lados en el campo de entrenamiento de los Nacionales.

Es la forma del dominicano anunciar que está saludable y listo para recuperar el tiempo perdido.

Castro, quedó limitado a 16 juegos en su primera temporada con los Nacionales, jugó por última vez el 13 de agosto de 2020, debido a una fractura en la muñeca derecha.

Desde su llegada a los entrenamientos se mostró ansioso por demostrar lo que puede hacer en 2021. “Estoy feliz de ver a todos mis compañeros, ver a todo el cuerpo técnico. Es muy emotivo para mí”, dijo Castro.

Al presentarse a los campos de entrenamientos el pelotero oriundo del barrio las Flores en la ciudad de Montecristi, dijo que en sus vacaciones trabajó duro para hoy contar con buen estado de salud.

El dirigente Davey Martínez conoce bien a Castro desde el tiempo que los dos pasaron juntos en Chicago. “Siempre he dicho esto. Conozco a Starlin desde hace mucho tiempo, estuve con él en Chicago.

Este tipo pasa un poco por debajo del radar. Tiene 30 años y tiene tantos hits en las Grandes Ligas.

Es un tipo con el que casi se puede contar en una temporada completa: 175-200 hits. Para ponerlo en el medio de nuestra alineación, será bueno. Está sano, está emocionado. Se ve genial”, dijo Martínez.

Durabilidad
Castro ha sido muy duradero en su carrera, algo que busca recuperar. Starlin jugó 162 juegos en una temporada dos veces, y ha jugado más de 150 en siete ocasiones en sus 11 temporadas en las Grandes Ligas (sobre las cuales tiene un promedio de 162 juegos y 178 hits), por lo que 2020 fue frustrante para él.

Castro está optimista por ganarse a los fanáticos de los Nacionales, que sólo lo vieron 16 juegos con el equipo de 2020.

“Todavía no me conocen. Creo que, si Dios quiere, me siento realmente sano este año, mi mano es muy buena y vamos a jugar 162, creo que va a ser una buena temporada para nosotros», dijo Castro.

Recuperación

– Preparación
Castro manifestó que recibió el visto bueno de los médicos para trabajar en noviembre pasado y en diciembre comenzó a batear desde un ‘tee’ y progresó enfrentando a lanzadores y en las jaulas de bateo en enero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here