HATO MAYOR. – El tribunal colegiado del Departamento de Justicia de Hato Mayor, recesó hasta el próximo lunes el juicio de fondo que se sigue contra el teniente coronel, Emilio Corcino Galván acusado de matar a quemarropa a un taxista frente al Banco de Reservas, de esta ciudad el 3 de agosto del 2018.
El abogado del imputado, doctor Cándido Simó, dijo que su defendido actuó en legítima defensa, cuando el coronel tuvo que accionar su arma para que la víctima no le pasara por encima a un joven que estaba en una pasola, cuando el occiso daba reversa al vehículo.
En audiencia el abogado planteó que se presentara un solo testigo, al conductor de la pasola, pero los fiscales han presentado una cantidad impresionante de testigos, que nada han aportado al proceso.
Sostuvo que lo que es noticia hoy es que el oficial que levantó el acta de infracción es falsa que él no la hizo, lo que consecuentemente eso explica que la fiscalía presentó un documento falso como prueba.
Manifestó que, en plena audiencia el médico legista, Santini Calderón Gastón, declaró que solo se hizo un disparo, no dos como alegan los representantes del Ministerio Público.
El legista afirmó que el «disparo no fue en un área vital, y que se murió porque no lo atendieron en el hospital, porque si lo hubiesen atendido oportunamente no se moría».
«Murió por falta de atención medica», insistió Simó.
La Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Departamento de Justicia de Hato Mayor, instruyó para que el próximo lunes se siga conociendo el juicio contra el teniente coronel Emilio Corcino Galván, acusado de matar a un joven el 3 de agosto del 2018 durante un incidente protagonizado frente al Banco de Reservas, en esta demarcación.
El juicio de fondo se conoce de manera continua lunes, martes y miércoles en el Palacio de Justicia «Bienvenido-Machito-Canto», ubicado en la carretera Hsto Mayor-Yerba Buena, frente a la zona franca industrial, de esta ciudad.
El lunes próximo el tribunal seguirá escuchando a testigos, que suman más de 20; el martes se van a presentar las pruebas y presupuestos y el miércoles se reanudan los debates, las réplicas y las conclusiones y finalmente el fallo del juez, que familiares de la víctima esperan sea ejemplarizante.
El oficial guarda prisión desde el cuatro de agosto del 2018 por matar al joven Juan José Silvestre Pacheco, que inicialmente se dijo fue de dos disparos, frente a la indicada sucursal bancaria.
El Ministerio Publico, representado por el fiscal Daniel Robles Nival está solicitando 30 años de reclusión mayor para el acusado.

El proceso se ha alargado debido a los incidentes presentado por la barra de la defensa de Corcino Galván, que buscaban el tribunal se acogiera la solicitud de prisión domiciliaria. También los abogados propugnaron por un traslado de prisión
El fiscal encargado del caso, Daniel Robles Nivar, se opuso ante el Ministerio Público al traslado del acusado al considerar que provocaría inconvenientes para seguir el proceso.
Peritos del derecho penal, han evaluado que el oficial policial pidiera recibir una condena entre 15 y 20 años de reclusión.
El hecho se produjo por un problema de tránsito en la avenida San Antonio, donde constantemente se producen taponamiento vehicular por la existencia de un bar en las proximidades de esa vía.
Supuestamente Silverio Pacheco habría sido atacado a quemarropa por el teniente coronel Emilio Corsino Galván, que alegó que la víctima bajó en vía contraria y atropelló a un joven que estaba en una pasola mientras daba reversa.
El joven fue llevado con heridas mortales al hospital regional Antonio Musa de San Pedro de Macorís y murió mientras recibía asistencia médica en la sala de emergencia de centro médico estatal.
Las versiones del hecho dan cuenta de que el coronel mandó a detener al joven porque circulaba en vía contraria.
El lunes 4 de agosto, el teniente Corcino Galván se entregó en el Comando Sureste de la Policía Nacional, en San Pedro de Macorís.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here