SANTO DOMINGO.- El 2 de febrero del 1973, la República Dominicana vivía una situación desesperante fruto del terror político de los 12 años de Joaquín Balaguer, terror alimentado por los aires de la guerra fría y las acciones genocidas de la post guerra para exterminar a los jóvenes que soñaban con otro abril para liberarse de los remanentes de la dictadura de Trujillo.

En esa playa desembarcaron 8 dominicanos, liderados por el heroico coronel de abril, Francisco Alberto Caamaño Deñó, para alzarse armas en las manos a las lomas de la Cordillera Central, buscando con ese proyecto guerrillero sacar del poder al doctor Joaquín Balaguer y su camarilla de asesinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here