Portugal, con sus fronteras blindadas y a la espera de ayuda de profesionales de salud de otros países, ha concluido el mes de enero con los datos más trágicos desde el inicio de la pandemia: 5.576 muertos (el 44,6% del total) y 306.838 contagiados (42,6%).

Enero arrojó una media de 180 muertos al día y solo en la última semana fallecieron 2.013 personas. En España, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha acusado al Gobierno en la cadena SER de no tomar “las mismas medidas que en la segunda ola por la campaña catalana”.

Casado ha recordado que el Ejecutivo impuso el estado de alarma en la Comunidad de Madrid el pasado octubre, cuando la incidencia acumulada en la región rondaba los 500 casos por cada 100.000 habitantes, y ahora no toma una medida similar en lugares donde la cifra supera los 1.000. Un segundo cargamento de la vacuna de la farmacéutica Moderna con 52.000 dosis llegó a España el domingo y se distribuye a partir de este lunes. Estos pinchazos se suman a las 35.700 dosis que llegaron el 12 de enero.

Pfizer por su parte ha anunciado que entregará a la UE 75 millones de vacunas más de las previstas en el segundo trimestre.

En plena disputa por el retraso de las farmacéuticas en la entrega de vacunas, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció ayer que la compañía AstraZeneca entregará hasta marzo 40 millones de dosis de la vacuna.

Esto son nueve millones más respecto a las dosis que dijo la semana pasada que entregaría a la Unión Europea, pero mucho menos de los 80 millones que, por contrato, debía distribuir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here