Por Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La familia del dominicano Reilyn Viñas, cuyo cadáver fue hallado el jueves de la semana pasada casi destrozado en medio de la transitada autopista Henry Hudson Parkway, a la altura de la calle 181 en el Alto Manhattan, está pidiendo a la policía investigar y aclarar la misteriosa muerte, sobre la cual se han tejido varias versiones y teorías.

Mientras una testigo asegura haber visto un hombre lanzarse desde el puente hacia el asfalto, otros señalan que Viñas se habría suicidado acostándose en el centro de la vía, algunos que se trató de un accidente, y otros, que pudo haber sido asesinado y luego tirado en la autopista.

El hermano del muerto, Darlin Viñas, en una entrevista ayer lunes con el canal 4 de la cadena NBC, dijo que los familiares quieren saber exactamente lo ocurrido.
Otros testigos dijeron que el conductor que atropelló mortalmente a Viñas escapó de la escena.

«Quiero justicia», dijo Darlin.
Los nebulosos detalles en torno a la muerte siguen en el misterio.
La policía dice que oficiales encontraron a Viñas inconsciente en la autopista cerca de la calle 181 el jueves a las 9:00 de la noche.

Un testigo dice que la mayoría de los vecinos en la avenida Riverside Drive pensaron que alguien había saltado del puente George Washington.

«Supuse que alguien se tiró y cayó en el agua, pero cuando le respondí el mensaje de texto a mi hermano, él dijo que estaba en la carretera. Estoy mirando el cuerpo ahora mismo», dijo la testigo Catherine Vázquez.

La víctima fue encontrada con severos traumas en el cuerpo.
Los investigadores dijeron que Viñas ya estaba tirado en la carretera antes de ser atropellado por un automóvil.

«La policía preguntaba a las pocas personas que estaban observando si habían visto algo», dijo Vázquez. «Estaban inspeccionando el área para ver si alguien vio algo».

Darlin describió en español el momento en que su abuela se enteró de la tragedia después de que la policía se presentara en su puerta con el pasaporte dominicano de Viñas que vivió durante siete años en el Alto Manhattan hac

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here