BARCELONA, España.-
una nave logística de Barcelona, 239 paquetes de cocaína de gran pureza.
Los agentes sospechaban que en fechas próximas podía llegar al Puerto de Barcelona un contenedor, procedente de la República Dominicana, cuya carga declarada correspondería a café al por mayor y entre la que se escondería una cantidad indeterminada de cocaína.
Las comprobaciones practicadas permitieron encontrar un contenedor que había llegado unos días antes con un ‘big bag’ de café que, si bien tenía origen en Honduras, había sido cargado en el Puerto de Cauceda, de la República Dominicana. Este contenedor llamó la atención de los agentes para que en 2019 se había incautado cocaína en otro similar.
Una vez localizado e inspeccionado el contenedor se localizó la droga, la que se encontraba dentro de nueve bultos, concretamente cinco bolsas de deporte y cuatro sacos de tela de arpillera que estaban ocultas en el transporte y que supuestamente iban a ser extraídas por método de gancho ciego.
La técnica de gancho ciego consiste en que en algún momento, durante el trayecto del contenedor, los narcotraficantes pueden acceder a su interior para introducir la cocaína y cuando éste llega a otro puerto europeo, abrirlo antes de que sea inspeccionado por la Aduana.
El cargamento de cocaína intervenido podría haber alcanzado en el mercado ilícito un valor superior a los catorce millones de euros. La investigación continúa abierta para descubrir y poner a disposición de la justicia a los presuntos responsables de los hechos.

Síguenos en @noticia_libre #noticialibre @noticialibre @mossos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here