El barco Maria José, abandonado al parecer con fines maligno hace más de tres años en la desembocadura de caño tapion en la bahía de Manzanillo, podría colapsar en esta zona con más de 100 mil galones de aceite y gasoil.

Robinson Jiménez, presidente de Galeón Diver, empresa de Tours en Montecristi y quién además trabaja para organizaciones que protegen el ecosistema marino realizó la denuncia, por el daño que podría causar el derrame de todo éste combustible en la zona.

El barco se encuentra dentro del área protegida del Parque Nacional, Manglares de Estero Balsa, por lo que Robinson Jiménez hace un llamado a las autoridades por el peligro ambiental que representa.

Terrible podrian ser los daños que cause si se llegara a derramar todo ese combustible. No quedará un pez, ni coral en la Bahía, se acabarían todo los arrecifes, explicó Robinson a este medio. Por lo que espera que se le busque una solución rápido a ésta problemática.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here