Compartir

Washington.– El congresista estadounidense John Conyers, acusado de acoso sexual, fue hospitalizado en Detroit por causas relacionadas con el “estrés”, según indicó hoy el portavoz de la familia del legislador, Sam Riddle.

En declaraciones a WDIV TV, una televisión local de Detroit, Riddle indicó que el legislador fue hospitalizado por estrés y que acababa de hablar por teléfono con su esposa, Monica Conyers.

“Acabo de hablar con Monica Conyers por teléfono y queremos que sepan que el congresista está descansando cómodamente en un hospital de la zona. Está bien, tan bien como puede estar un señor que se acerca a los 90 años”, dijo Riddle.

“La salud del legislador no es lo que debería ser y mucho de eso es atribuible al asalto de los medios”, añadió. De 88 años y con una carrera de 27 en el Congreso, Conyers es el legislador que más tiempo ha trabajado en la Cámara de Representantes.

Este mes, Conyers anunció que dejará de ser el demócrata de mayor rango en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, mientras un panel de ética de esa cámara investiga las acusaciones de acoso sexual en su contra.

Conyers ha negado en todo momento esas acusaciones de acoso sexual, aunque su oficina ha reconocido que, en 2015, dio una indemnización de 27.000 dólares a una exempleada que asegura haber sido acosada por él.

Tras publicarse la información sobre ese acuerdo, una segunda mujer denunció que el congresista también la acosócuando trabajaba para él como asistente.

Las acusaciones contra Conyers se enmarcan en el debate abierto en Estados Unidos sobre el abuso sexual, que le ha pasado factura a otros legisladores demócratas, como el senador Al Franken, y a poderosas figuras del periodismo y el mundo del cine, como el productor Harvey Weinstein.

DEJA UNA RESPUESTA