Compartir

BERLÍN.- El ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, afirmó hoy que la amenaza terrorista Alemania sigue siendo elevada, pero aseguró que tras los “déficits” detectados al analizar el atentado que hace un año dejó doce muertos en un mercado navideño en Berlín se han puesto en marcha mejoras decisivas.

“Europa y Alemania están en el punto de mira del terrorismo islamista” y “la amenaza es y continuará siendo elevada”, manifestó el ministro tras visitar en Berlín el centro de coordinación antiterrorista de Alemania (GTAZ).

Agregó que el número de potenciales terroristas es más grande que nunca, pero también lo es el de procesos abiertos, y garantizó que los organismos de seguridad “están alertas y trabajan día y noche por la seguridad de los ciudadanos”.

Su visita al GTAZ tenía lugar casi un año después del atentado perpetrado por el tunecino Anis Amri contra un mercadillo navideño con un camión robado y que dejó doce muertos.

El ministro reconoció los “déficits” que se detectaron tras el ataque, en la ley de extranjería, la evaluación de la amenaza terrorista y la cooperación entre el Gobierno central y los estados federados, pero aseguró que en todos estos ámbitos se han llevado a cabo mejoras decisivas.

“Por lo tanto, estamos bien preparados. Pero a pesar del bueno trabajo de los organismos de seguridad, no hay nadie que pueda garantizar de manera absoluta que no pueda haber atentados terroristas”, advirtió.

Por otra lado, el ministro subrayó la necesidad de una pronta formación de gobierno en el país para abordar, entre otros, también temas de seguridad, como el aumento de personal en los distintos organismos de seguridad.

“Sólo se pueden crear nuevos puestos de trabajo con un nuevo presupuesto. Entre otras razones por eso es necesaria una rápida formación de gobierno, da igual la forma que tenga”, declaró horas de que la canciller, Angela Merkel, se reúna con el líder socialdemócrata para estudiar si hay margen para un gobierno estable.

Para aprobar nuevas leyes, como la que previsiblemente deberá diseñarse para centralizar competencias en materia de seguridad, siempre es preferible contar con un gobierno y un parlamento operativos, agregó el ministro.

“Un gobierno estable siempre es bueno para la seguridad de los ciudadanos”, recalcó tras reunirse con la cúpula de los principales organismos de seguridad y de los servicios secretos, con el Fiscal General y la presidenta de la Oficina Federal para la Migración y los Refugiados (BAMF). EFE

DEJA UNA RESPUESTA