Compartir

MADRID.- El Gobierno español consideró hoy que la Unión Europea debe tomarse “muy en serio” las posibles injerencias que se han hecho desde las redes sociales contra democracias europeas, y que podrían proceder, en algunos casos, de Rusia, según subrayó el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del gabinete, Méndez de Vigo y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, coincidieron en expresar su preocupación sobre este asunto, que estará sobre la mesa en la reunión de ministros de Exteriores europeos que se celebra el próximo lunes.

Cospedal explicó que lo que “sí tiene contrastado el Gobierno” es que ha habido “muchos mensajes” en redes sociales sobre asuntos como Cataluña que proceden de “territorio ruso”, lo que no quiere decir necesariamente que sean del gobierno de Rusia, y por eso señaló que hay que tener “máxima prudencia” en este asunto.

Añadió que además de la procedencia rusa hay mensajes de otros territorios, y lo que se está haciendo ahora es “investigar” estas actuaciones en redes sociales y “asegurar los orígenes más allá de la zona de la que vengan”.

Algunos medios españoles, entre ellos el diario El País, han denunciado la incursión de “hackers” rusos en las redes de internet para fomentar el separatismo catalán, como parte de sus campañas para desestabilizar a la Unión Europea.

Méndez de Vigo recordó, por su parte, que se constataron injerencias también en las elecciones presidenciales estadounidenses, para subrayar después que es un “tema grave”.

Como se trata de posibles ataques a los “fundamentos de las democracias europeas” la respuesta, añadió el portavoz, “debe ser europea”.

Por eso señaló que el ministro de español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, intervendrá en el debate sobre este asunto en la reunión del lunes porque “Europa tiene que tomarse muy en serio este tema”. EFE

DEJA UNA RESPUESTA