Compartir

Por/ Yunior Fernández

Bonao, Monseñor Nouel.-Fue desmantelado un laboratorio que operaba clandestinamente en la Av. Aniana Vargas (parte atrás) de este municipio. En un trabajo realizado este miércoles en la tarde, en conjunto actuaron  la Procuraduría Especializada en Crímenes y Delitos contra la salud y la Dirección Central de investigaciones Criminales (DICRIM), de la Policia Nacional.

El decomiso e incautación se llevó a cabo en el marco de la aplicación del rol rector, regulador y conductor del Sistema de Salud, así como parte de la actividad de vigilancia sanitaria que como autoridad estatal ejerce el Ministerio de Salud a través de la Dirección General de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios (DIGEMAPS).

Durante el allanamiento fue arrestado el nombrado Enrique Pedro Pablo Ball Domínguez, quien una fuente que pidió reserva de su nombre fue apresado en el año 2008 por la misma situación del día de hoy, Ball Ramírez es el supuesto propietario del local donde funcionaba el laboratorio clandestino. Las autoridades incautaron fármacos tales como Altran de 800 mg, Amoxicilina , Diclofenac, estimulantes sexuales y otros medicamentos genéricos de uso cotidiano. También, materias primas y maquinarias para la fabricación de sustancias falsificadas.

Cierran farmacia, requisan otra; salud pública lanza advertencia

Durante el allanamiento fue cerrada la Farmacia Prosperidad, propiedad Ball Domínguez, así como la revisión total de la Farmacia Lample Suárez, esta última, no se le encontró nada que la comprometa con la ilegalidad buscada.

Salud Pública advirtió a los fabricantes, importadores y comercializadores de medicamentos que deben regularizar sus actividades y trabajar en un contexto de calidad buenas prácticas de Manufacturas y comercio regular, “pues la autoridad sanitaria está enfocada en hacer cumplir la ley General de Salud (42-01) para garantizar que la población tenga acceso a productos de calidad, inocuos y aptos para el consumo humano”.

DEJA UNA RESPUESTA