Compartir
Michael Jordan es dueño de los Charlotte Bobcats en la NBA.

MIAMI. El acuerdo para la venta de los Marlins de Miami se dio a conocer hoy al confirmarse que el grupo de inversionistas encabezados por el empresario neoyorquino Bruce Sherman y las exestrellas Derek Jeter, de los Yanquis de Nueva York, y Michael Jordan, dueño de los Hornets de Charlotte, pagará 1.200 millones por su adquisición.

El actual dueño de los Marlins, Jeffrey Loria, acordó vender la franquicia al grupo encabezado por Sherman, de acuerdo a la información ofrecida por el diario local del “Miami Herald”.

Tras la firma del acuerdo entre ambas partes, se espera que hoy mismo también toda la documentación oficial esté en poder del comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, que será el que la evalúe junto al resto de los dueños de las mayores.

Sherman ya está construyendo una casa en el sur de la Florida y será la persona en control de la parte administrativa, mientras que Jeter, quien podría haber invertido 25 millones de dólares de su propio dinero, se encargará de las operaciones de béisbol.

El grupo Sherman-Jeter, que tiene como otra figura popular, famosa y poderosa dentro del mundo del deporte, como es Jordan, también contará con otros 16 inversionistas, entre los que han recaudado el dinero para satisfacer el pedido de Loria.

El empresario cubano estadounidense Jorge Mas Santos también se reunió esta semana con Loria, pero no llegó a los 1.200 millones de dólares que le ha ofrecido el grupo encabezado por Sherman-Jeter.

A comienzos de la presente semana, otro grupo de inversionistas encabezado por el fundador de la compañía Quoth Capital Wayne Rothbaum y el exgobernador de la Florida, Jeb Bush, se retiró de la puja por los Marlins.

Loria compró a los Marlins en el 2002 por 158,5 millones de dólares, y el equipo ganó la Serie Mundial en 2003.

Pero los Marlins no han llegado a los playoffs desde ese entonces, y la popularidad de Loria ha ido en descenso constante en el sur de la Florida en años recientes luego que el equipo se mudara a un nuevo estadio, financiado con fondos públicos, y con nóminas que constantemente están entre las más bajas del deporte.

A pesar que este año se jugó por primera vez el Partido de las Estrellas de las Grandes Ligas.

Los Marlins aumentaron su nómina esta temporada a 115 millones de dólares, pero la combinación de bajas asistencias y pocas ganancias de TV generaron una deuda sustancial para Loria.

Siempre de acuerdo a la misma fuente periodística del “Miami Herald”, los Marlins podrían concluir la actual temporada con perdidas superiores a los 60 millones de dólares.

Los dueños de Grandes Ligas tienen pautado reunirse la semana que viene en Chicago, pero el Herald publicó que no está claro si ellos estarán listos para aprobar la venta de los Marlins al grupo de Sherman-Jeter dentro de tan poco tiempo.

Al margen de los términos económicos acordados por ambas partes en el acuerdo, lo que si ha quedado establecido es que la franquicia mantendrá su sede en Miami, donde esperan puedan recuperar el apoyo popular al equipo.

Dejar una respuesta