Compartir

NACIONES UNIDAS.- Yemen acumula ya más de 480.000 casos sospechosos de cólera y casi 2.000 fallecidos por esta y otras enfermedades diarreicas vinculadas, según anunció hoy la ONU.

Solo una de las 22 provincias del país se ha librado hasta ahora del brote, explicó el portavoz de Naciones Unidas Stéphane Dujarric en su conferencia de prensa diaria.

Según la ONU, el número de nuevos casos se ha reducido en las últimas semanas, pero podría volver a aumentar con la llegada de la época de lluvias al país.

En medio de un duro conflicto, los trabajadores del sector sanitario en Yemen llevan casi un año sin cobrar sus salarios y 8,8 millones de personas viven en zonas sin suficientes centros médicos, recordó Dujarric.

La ONU y sus socios humanitarios han puesto en marcha más de 200 centros para el tratamiento de cólera y la organización inició la semana pasada vuelos entre Yibuti y Saná para llevar suministros contra la enfermedad al país.

El portavoz alertó además de que, por ahora, Naciones Unidas ha recibido de los donantes menos de la mitad de los 254 millones de dólares que solicitó para responder al cólera en Yemen.

Yemen vive una guerra desde finales de 2014 entre los rebeldes hutíes, de credo chií, y las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, cuyo Gobierno se trasladó a Adén después de que los insurgentes se hicieran con el control de la capital en los primeros meses de contienda.

Fruto del conflicto, el país es escenario de la hambruna más grave del mundo, que amenaza a 17 millones de personas.

Dejar una respuesta