Compartir

SANTO DOMINGO.- El movimiento cívico Marcha Verde solicitó hoy al Ministerio Público una “inmediata investigación penal” del proceso de licitación, adjudicación y construcción de la termoeléctrica que levanta en Baní, provincia Peravia, la brasileña Odebrecht.

Asimismo, acusó al presidente Danilo Medina de tratar de encubrir las irregularidades que supuestamente se produjeron en torno al caso, y desestimó las conclusiones de una comisión de notables designada por el Ejecutivo, que recientemente avaló la construcción de la termoeléctrica.

En ese sentido, la organización apartidista denunció que esa comisión y su informe constituyen un “atentado” al estado de derecho en el país, al considerar que sus conclusiones “evidencia el interés de encubrir y proteger a la gestión de Danilo Medina de un entramado delictivo en perjuicio del pueblo dominicano”.

Además, que la construcción de los contratos para la construcción de la termoeléctrica se firmaron en el período en el que Odebrecht reconoció haber pagado 92 millones en sobornos para la obtención de obras estatales en República Dominicana entre 2001 y 2014.

Marcha Verde también dijo, en un documento que emitió en rueda de prensa, que el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, reveló que el empresario dominicano Ángel Rondón pagó sobornos a nombre de Odebrecht para conseguir la adjudicación de la planta.

De acuerdo al colectivo, la designación de una comisión para investigar el proceso de licitación y adjudicación de las dos plantas a carbón que construye Odebrecht, evidencia el “lodazal” y el “desorden institucional” en el que se encuentra el país, así como la disposición de diferentes sectores a violar abiertamente la Constitución de la República y todo el marco jurídico de la administración pública.

“Los hombres y mujeres de corazón verde no nos dejaremos distraer por el mareo, ni por comisiones mediáticas. Nos estamos manifestando de manera pacífica y ejemplar porque queremos sacar a nuestro país de este tremendo lodazal político e institucional”, expuso la organización.

La comisión de notables designada por Medina determinó que el proceso se hizo “mayormente conforme a la ley” y que su precio de construcción está dentro de un rango “razonable”.

Odebrecht construye en la provincia dominicana de Peravia (sur), una termoeléctrica que producirá más de 700 megavatios de electricidad cuando entre en funcionamiento el año próximo, según ha explicado la propia compañía. Su coste ronda los 2.000 millones de dólares.

Marcha Verde, que surgió en enero pasado a raíz del escándalo de los sobornos de Odebrecht, ha enarbolado una lucha contra la corrupción e impunidad que, asegura, campean en el país. EFE

DEJA UNA RESPUESTA